Saltar al contenido principal

Las cremas antiarrugas se encuentran entre las más extendidas en el panorama femenino, para alisar la piel y dejarla siempre joven incluso a medida que avanza la edad. ¿Pero ocurre lo mismo con los humanos?

Todavía hay mucha incertidumbre sobre el tema y muchas veces la falta de información genera ideas preconcebidas y falsos mitos que sería mejor disipar por el bien de todos. Este es el objetivo de hoy: reevaluar la importancia de la crema antiarrugas masculina para resaltar la necesidad de una rutina preventiva para la piel exclusivamente masculina que ayude a combatir los signos del envejecimiento en unos sencillos pasos.

No perdamos más tiempo: estamos dispuestos a explicarte detalladamente cómo utilizarlos, a qué edad empezar y cómo elegir el más adecuado en función de diversos factores que te orienten hacia una compra informada. 

Pero empecemos desde el principio y comprendamos juntos la utilidad de una crema dedicada a los hombres, capaz de suavizar las arrugas y dejar la piel fresca, joven y elástica incluso con el paso del tiempo.

Crema antiarrugas para hombre: ¿por qué?

Seamos claros: ¡a nadie le gustan las arrugas! Este no es un problema sólo de las mujeres que, atentas a su imagen, empiezan a utilizar cremas antiedad antes de los 40 años. Pero es una discusión más generalizada, que incluye también al universo masculino, cada vez más interesado en el cuidado personal. 

Por eso resulta esencial saber cómo afrontar este problema antes de que sea demasiado tarde. Sin duda, la solución ideal es utilizar una buena crema antiarrugas. 

¿Pero para qué sirven esencialmente? Sabemos que las arrugas son imperfecciones que surgen por cambios en la piel, que se ve afectada por la edad y pierde elasticidad con el tiempo. Todos los componentes que ayudan a que la dermis se mantenga elástica y tersa, como colágeno, elastina yácido hialurónico, comienzan a disminuir y no pueden prevenir la formación de arrugas. 

La renovación celular se reduce drásticamente, la piel se vuelve cada vez más seca y por tanto más sensible a los agentes externos, se forman radicales libres: el resultado es una piel apagada, deshidratada y estresada.

Este proceso ocurre tanto en hombres como en mujeres. Sólo el uso constante de una crema facial antiarrugas puede frenar sus efectos.

Así que he aquí la razón por la que los hombres también deben aprender a utilizar una crema antiarrugas eficaz y diferente a la que se utiliza para el género femenino, precisamente porque estamos hablando de dos tipos de piel diferentes con necesidades diferentes.

Cómo actúa la crema antiarrugas en la piel de los hombres

La piel de los hombres es ciertamente más resistente que la de las mujeres. Esto se debe a la mayor cantidad de colágeno, pero también a la presencia de hormonas, entre ellas testosterona, que la hacen más espesa, compacta y gorda.

Es por esto que los componentes de una crema antiarrugas masculina deben tener unas características precisas para actuar eficazmente y obtener resultados claros, teniendo en cuenta tanto el tipo de piel como otros factores que puedan influir, como la edad. 

Los más comunes son:

  • Agentes hidratantes, para contrarrestar la deshidratación ligada al avance de la edad.
  • Sustancias antioxidantes. Útil para combatir el estrés oxidativo y la formación de radicales libres.
  • Ingredientes redensificantes, capaces de mejorar la síntesis de colágeno. Por ejemplo, la vitamina C.
  • Nutrientes y exfoliantes, para mejorar el metabolismo y la renovación celular.

El uso de una crema con estos ingredientes no debe ser esporádico: utilizarla una vez sirve de poco y no contrarresta en absoluto la formación de arrugas. Es necesario cuidar tu rostro con una rutina de belleza diaria, especialmente en hombres que sufren constantemente el estrés del afeitado. 

La edad adecuada para empezar a usarlo

La edad cuenta para entender cuándo es el momento adecuado para empezar a utilizar la crema antiarrugas de forma constante. Podemos decir que es innegable que los hombres piensan menos en estas cosas, porque los signos de envejecimiento en su rostro son menos evidentes y visibles posteriormente en el tiempo en comparación con las mujeres. Pero sigue siendo cierto que pensar en ello demasiado tarde puede no ser la elección correcta. 

La edad ideal para empezar a utilizarlo es alrededor de los 30 años. Siempre puedes cuidar tu piel primero, pero utilizando diferentes tipos de cremas, preferiblemente hidratantes y refrescantes, especialmente después del afeitado.

crema antiarrugas para hombres

A partir de los 30 años se convierte en un buen hábito aplicar frecuentemente una crema antiarrugas como tratamiento preventivo, con el fin de frenar su aparición y mantener la piel más elástica.

A partir de los 40 se vuelve indispensable. La piel está más madura y necesita más atención. ¿Y qué hacer cuando llegas a los 50/60 años y las arrugas ya han hecho su primera aparición? Lo importante es no dejar de utilizar estos cosméticos porque aunque los signos de la edad no se pueden borrar, la piel aún necesita nutrirse, hidratarse y recuperar el tono, sobre todo con el paso de los años. 

Pros y contras de una crema antiarrugas para hombres

Ahora llegamos a las preguntas que muchos se hacen: ¿existe alguna contraindicación? Y si me equivoco ¿qué pasa? Además de las ventajas, siempre hay que evaluar las desventajas, especialmente en caso de uso incorrecto o prematuro de la crema antiarrugas.

Para evitar posibles contraindicaciones es bueno aclarar algunos puntos:

  • La crema antiarrugas para hombre no es para todas las edades: no es necesario consultar a un dermatólogo o esteticista para elegir la más adecuada a tu tipo de piel, pero normalmente se puede empezar a partir de los 30 años. En primer lugar, una crema hidratante sería más adecuada.
  • La crema no debe quedar ni demasiado grasosa ni demasiado fragante. Por lo tanto, céntrese en tipos con texturas ligeras.
  • No uses cremas agresivas: podrían causar molestias, especialmente si se usan después de afeitarte la barba.
  • No utilices productos femeninos. Como ya se ha indicado, las necesidades de las mujeres son diferentes y por eso la formulación también es completamente diferente y no es en absoluto adecuada para la piel de los hombres. 

En general, más que contraindicaciones, se trata de indicaciones de un uso correcto, porque los beneficios son mucho mayores, sobre todo si se aprende a utilizarlo a diario.

Guía de elección: los criterios a evaluar antes de comprar

¿Cuál será la mejor crema antiarrugas y cómo elegir la crema más adecuada para tu rostro? Existen muchos tipos en el mercado para cubrir cada necesidad. Por eso es natural un poco de confusión, especialmente en el caso de un hombre que nunca ha utilizado este tipo de productos cosméticos.

Por tanto, intentemos enumerar los factores que pueden ayudar a tomar la decisión correcta, dividiéndolos en grupos: tipo, ingredientes, consistencia.

Tipología 

Las cremas contra los signos del envejecimiento para hombres también se dividen en dos tipos: cremas de día y cremas de noche.

La crema de día tiene tanto una función preventiva de las arrugas como una función diaria de aportación de hidratación. Pero también es protector, porque defiende de agentes externos como el smog, el frío y la radiación ultravioleta.

La crema de noche sirve para regenerar la piel en reposo y la nutre durante toda la noche, aportándole los nutrientes ideales para regenerarla.

Luego también hay cremas divididas por edad: el tipo de primeras arrugas se utiliza para iniciar el tratamiento (25/30 años), mientras que las para pieles maduras se indican a una edad más avanzada.

Ingredientes 

La formulación de una crema antiarrugas eficaz es la base de una elección cuidadosa. ¿Qué debe contener una crema ideal? Hagamos un resumen rápido antes de comprar:

  • Filtros solares. Los rayos UV aceleran el envejecimiento de la piel y facilitan la formación de arrugas. Es mejor utilizar siempre una crema que además tenga filtros solares para ponerla cada vez que salgas durante el día.
  • Vitamina C para estimular la microcirculación de la piel.
  • Coenzima Q10, para realizar una función antioxidante y combatir los radicales libres.
  • Aceite de argán, manteca de karité o glicerina, para hidratar la piel.
  • Colágeno y ácido hialurónico, perfectas armas antiedad que previenen la formación de arrugas y aportan elasticidad a la dermis.

La lista podría continuar pero es mejor detenerse aquí para evitar demasiada confusión. Estos son sin duda algunos de los ingredientes más importantes que debe tener su crema antiarrugas para hombres.

Consistencia

La consistencia de la crema facial también tiene su importancia. Por supuesto reiteramos que una textura ligera es más adecuada para la piel de un hombre. Por dos motivos: se absorbe mucho más rápido y sobre todo no es grasoso. De esta forma se soluciona el problema del efecto brillante que no puede disimularse con el maquillaje en los hombres. Además, una crema grasa no sería buena para la piel del rostro de los hombres, que ya es más grasa que la de las mujeres.

A quien no le gusten las cremas, puede optar por utilizar sérums antiarrugas, con una consistencia completamente diferente.

Conclusión: consejos e indicaciones.

Naturalmente, antes de adquirir una crema antiarrugas para hombre, es recomendable conocer tu tipo de piel. Dependiendo de si es graso, sensible, seco, mixto o normal, existen tipos específicos diseñados solo para ti. 

Después de elegir el más adecuado, el consejo es no olvidar nunca usarlo de forma constante. Se debe aplicar en el rostro por la mañana antes de salir y por la noche antes de ir a dormir. 

El momento ideal es después del afeitado: aplicarlo cuando la piel está limpia y limpia y necesita más hidratación tiene un doble beneficio y genera efectos más duraderos e inmediatos.

es_ESSpanish