Saltar al contenido principal

Probablemente ya lo hayas notado, pero los aminoácidos están teniendo un gran éxito en el mercado. Ya sea caldo de huesos, aumentar el consumo de carne en tu dieta o comprar suplementos de colágeno, lo que estás haciendo es intentar obtener más aminoácidos.

Nuestro cuerpo los utiliza para desarrollar masa muscular, pero también para huesos, cartílagos, piel y cabello, así como tejido conectivo y mucho más. De hecho, existen muchos tipos de aminoácidos diferentes, aunque el tipo más presente en nuestro organismo es el colágeno, la proteína que forma nuestro tejido conectivo y nuestra piel.

Desde la producción natural de colágeno, es decir, el que avanza nuestro cuerpo, disminuye a medida que envejecemos, tendemos a necesitar un aporte adecuado de colágeno para unos huesos y una piel fuertes. En definitiva, añadirlo a tu dieta no es una idea descabellada, y es por eso que muchas empresas que producen suplementos también han comenzado a producir artículos que contienen colágeno de origen animal, como pastillas y bebidas. Pero, ¿son realmente eficaces estos suplementos? De esto es de lo que queremos hablar hoy.

colágeno

¿Qué es el colágeno en polvo?

Empecemos diciendo que los diferentes tipos de colágeno están compuestos por diferentes tipos de péptidos, es decir, aminoácidos. Un tipo sostiene la piel, otro los tendones, y así sucesivamente. Esto significa que comprender qué tipo es mejor para nuestra salud puede resultar difícil. 

Muchos polvos de péptidos, es decir, colágeno, contienen un tipo de colageno hidrolizado tipo uno, extraído de espinas o espinas de pescado. Hidrolizado significa que se han roto las cadenas de aminoácidos, proceso que le permite disolverse en líquidos. Este tipo de colágeno ha alcanzado una gran popularidad debido a que se puede agregar a todo, desde café hasta sopas y batidos. Además, también es fuente de proteínas: dos cucharadas contienen aproximadamente 18 gramos.

¿Cuáles son los beneficios del colágeno en polvo?

Las investigaciones sobre los efectos secundarios y beneficios de los suplementos de colágeno aún están en curso, pero hasta el momento se han encontrado algunos aspectos interesantes respecto a los efectos del colágeno en polvo en diferentes partes del cuerpo.

En cuanto a las articulaciones, estas han sido con diferencia la parte del cuerpo que más atención ha recibido por parte de los expertos, tanto es así que ya se puede decir que el colágeno en polvo es útil para combatir los síntomas de la artritis. Lo que no está claro es cómo sucede esto. Sin embargo, se estima que el colágeno tiende a reducir los estados inflamatorios, en lugar de contribuir a la producción de cartílago. 

Algunos estudios de mujeres menopáusicas que toman colágeno a diario también han demostrado una mayor densidad mineral en los huesos, especialmente cuando el colágeno se toma en combinación con vitamina D y calcio. Esta investigación cree que el colágeno estimula las funciones anabólicas que promueven el crecimiento óseo.

¿Y qué pasa con la piel y el cabello?

Los expertos tienden a decir que en general el proceso digestivo anula los efectos de la ingesta de colágeno, por lo que no aumentará la densidad proteica de la piel y el cabello. Las enzimas digestivas, de hecho, anulan su eficacia, aunque otras investigaciones han demostrado cómo los péptidos de colágeno tienden a reducir las arrugas y a tener una piel más sana, lo que sugiere que en el futuro otros estudios demostrarán que existen efectos también en las uñas y el cabello.

El punto, en todo caso, es otro. Es decir: ninguna investigación demuestra que los suplementos de colágeno sean más efectivos que obtenerlo a través de los alimentos. 

Por último, algunos estudios han demostrado que determinados aminoácidos presentes en el colágeno, en particular la glicina, pueden reducir los estados inflamatorios del tracto digestivo. Sin embargo, estos son estudios aún por confirmar.

colageno capilar

¿Son seguros los suplementos de colágeno?

Como ocurre con todos los suplementos, se realizan estudios sobre sus efectos sobre la salud antes de su comercialización, por lo que sí, podemos decir que no existen riesgos, pero siempre es bueno consultar a su médico para que le aconseje.

Cómo elegir un suplemento de colágeno

Dado que cada vez es más recomendable elegir alimentos en lugar de suplementos, para quienes necesitan una ayuda extra siempre es mejor saber elegir. En primer lugar, el consejo es comprar el producto que contenga la menor cantidad de ingredientes, por ejemplo solo colágeno hidrolizado o péptidos. En segundo lugar, para evitar el uso de colorantes y otros aditivos artificiales, no se recomienda comprar versiones "aromatizadas" que también suelen contener azúcares.

Por último, preste atención a las certificaciones de productos. Y como último consejo: puedes probar suplementos durante unos meses sin miedo a correr riesgos, para comprobar cuál es el adecuado para ti.

es_ESSpanish